Base genética de la domesticación de los perros: WBS

Fran Garrigues

Hola Medigenétic@s,

“El perro es el mejor amigo del hombre”

Éste es un dicho popular muy establecido en nuestras sociedades, pero ¿y si hubiera una base científica que lo explicara?

 

Investigadores de la Universidad de Princeton, en colaboración con la Fundación Nacional de Ciencia y el Instituto Nacional de Salud de los Estado Unidos, han identificado una base genética para el comportamiento social que tienen los perros hacia los humanos, no presente en sus primos los lobos. Este hecho podría explicar por qué los perros se sociabilizan con los humanos y por qué la domesticación de los mismos no resulta complicada.

base genética
Investigadores de la Universidad de Princeton, en colaboración con la Fundación Nacional de Ciencia y el Instituto Nacional de Salud de los Estado Unidos, han identificado una base genética para el comportamiento social que tienen los perros hacia los humanos, no presente en sus primos los lobos.

El síndrome de Williams-Beuren (WBS, en sus siglas en inglés) es un desorden congénito multisistémico caracterizado por un comportamiento extremo del individuo que lo padece por sociabilizarse con otras personas. En los seres humanos está causado por delecciones en la región crítica del síndrome Williams-Beuren (WBSCR en sus siglas en inglés), en la que se pueden distinguir los genes GTF2I y GTF2IRD1.

En 2010, VonHoldt, coautor del artículo, identificó un análogo de la WBSCR en el cromosoma 6 del genoma canino. Posteriormente, VonHoldt comenzó a colaborar con Emily Shuldiner, coautora también del artículo, y sus compañeros, para tratar de detectar un aspecto genético sólido que ayudara a explicar el comportamiento social de los perros hacia los humanos. Para ello, este equipo multidisciplinar ha secuenciado parte del cromosoma 6 de perros con el objetivo de asociar cambios en dicha región WBSCR con la domesticación y sociabilidad de esta especie. Además, los científicos han secuenciado el mismo fragmento del cromosoma 6 en lobos para comprobar si los cambios en perros están presentes o no en el genoma de estos caninos salvajes.

base genética
Los investigadores han secuenciado parte del cromosoma 6 de perros con el objetivo de asociar cambios en laregión WBSCR con la domesticación y sociabilidad de esta especie.

En 2017, los investigadores, finalmente, han podido detectar la presencia de transposones en esta región WBSCR en el genoma canino, mientras que algunas de dichas inserciones no aparecían en el ADN de los lobos. Esto les ha llevado a sugerir que sólo algunos de estos transposones en dicha región, probablemente sean los causantes de favorecer ciertos comportamientos sociales en perros relacionados con la sociabilidad con humanos y su domesticación. “Nosotros no hemos encontrado un “gen social”, sino un importante componente genético que interviene en la personalidad del animal y que ayudó al proceso de domesticación de un lobo salvaje hacia un perro domesticado”, afirmaba VonHoldt.

base genética
Los investigadores han podido detectar la presencia de transposones en esta región WBSCR en el genoma canino, mientras que algunas de dichas inserciones no aparecían en el ADN de los lobos.

Este trabajo publicado en Science Advances abre un debate acerca del papel de la domesticación en la evolución del comportamiento canino. Muchos expertos coinciden en que los primeros perros domésticos fueron lobos que convivieron con humanos durante los primeros asentamientos. Gracias a esto, estos primeros perros, influenciados por el comportamiento de la especie humana, han ido evolucionando no sólo en su aspecto, sino también en su comportamiento social.

La cuestión principal que se plantea es si fue el hombre quién seleccionó a los primeros perros por sus habilidades cognitivas, como la capacidad de discernir entre el gesto y la voz, o fueron los primeros lobos quiénes seleccionaron a los hombres por su tendencia de sociabilizarse con el ser humano, como se postula en este trabajo.

base genética
La cuestión principal que se plantea es si fue el hombre quién seleccionó a los primeros perros por sus habilidades cognitivas, como la capacidad de discernir entre el gesto y la voz, o fueron los primeros lobos quiénes seleccionaron a los hombres por su tendencia de sociabilizarse con el ser humano, como se postula en este trabajo.

Y tú, ¿qué piensas?

Un saludo,

Investigación original: VonHoldt B.M., et al. Structural variants in genes associated with human Williams-Beuren syndrome underlie stereotypical hypersociability in domestic dogs. Science Advances. 2017. https://doi.org/10.1126/sciadv.1700398

Fuente: Researchers identify a common underlying genetic basis for social behavior in dogs and humans. https://www.princeton.edu/news/2017/07/19/researchers-identify-common-underlying-genetic-basis-social-behavior-dogs-and

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.