Genes, drogas y rock & roll

Rubén Megía González

 

Más por desgracia que por suerte, el mundo de las drogas está muy al orden del día. Todos conocemos las historias detrás de los grandes artistas como Amy Winehouse o Jimi Hendrix. Las canciones hablan de drogas, el cine habla de drogas y hasta tus amigos te hablan de drogas. Yo no he venido para dar lecciones de moral y cada uno es libre de “chutarse” las sustancias que quiera, pero es cierto que la mayoría de veces no se habla de una maravillosa experiencia, sino de algo que destroza vidas.

¿Cómo es entonces que estos individuos en cuestión continúan consumiendo estupefacientes? La respuesta se puede observar claramente en los siguientes extractos de tres canciones de Red Hot Chili Peppers, Gorillaz y Guns ‘N Roses.

Como veis, no se trata de no querer salir de un estado de decadencia causado por las drogas, sino de una incapacidad causada por la adicción a ellas.

Pero… ¿no era esto un blog sobre genética humana? ¿Qué tiene que ver esto con la genética? Os lo explicaré. Un estudio reciente ha identificado un gen como uno de los responsables de la adicción a la cocaína. El estudio, realizado por investigadores de la ULB (Universidad Libre de Bruselas), ha observado que ratones con el gen MAGED1 inactivado no muestran síntomas de adicción a la cocaína.

¿Cómo funciona la cocaína?

Al igual que muchas otras cosas placenteras, la cocaína actúa en el sistema de recompensa natural del cerebro. ¿Para qué existe este sistema de recompensa? Sencillo. Este sistema hace que los animales al realizar algo óptimo para su supervivencia tanto específica como individual de forma casual, tiendan a repetir la misma acción. Dos ejemplos son el sexo o la alimentación.

De forma más específica, la cocaína actúa entre las neuronas del núcleo tegmental ventral y el núcleo accumbens, que forman parte del sistema de recompensa. Para todo aquel o aquella que no sea un entendido en las diferentes áreas del encéfalo, explicaré rápidamente su función.

Partes del sistema de recompensa natural del encéfalo.

El área tegmental ventral contiene neuronas capaces de secretar la molécula dopamina en el núcleo accumbens. Esto es integrado por diferentes zonas encefálicas, produciendo una sensación de placer que aumenta las probabilidades de que se vuelva a repetir la acción. Tras la acción, la dopamina se “recoge” y es eliminada o reciclada, lo que hace que el placer sea puntual y no extremadamente prolongado.

La cocaína no actúa en el área tegmental ventral ni en el núcleo accumbens, sino en sus conexiones entre células (a las que en el ámbito científico solemos llamar sinapsis). Esta sustancia bloquea la eliminación de la dopamina en la sinapsis, causando su acumulación y, por tanto, produciendo un pico de dopamina en la sinapsis. Este pico de dopamina es la “magia” de la que habla Gorillaz, que causa placer y actúa sobre el sistema de recompensa. ¿Cuál es el problema? El sistema de recompensa capta el consumo de cocaína, al igual que de otros tipos de drogas, como algo “óptimo para la supervivencia”. Esto fue lo que hizo que el gran Axl Rose, cantante de Guns ‘N Roses, sienta que “un poquito no era bastante” y volviese a reincidir en su consumo. Lo mismo para Anthony Kiedis de Red Hot Chili Peppers.

El gen MAGED1

El gen MAGED1 es un gen ubicado en el brazo corto del cromosoma X humano. Pertenece a la familia de genes MAGE, identificados anteriormente como marcadores de tumores. El gen MAGED1 también está relacionado con el crecimiento neuronal y la respuesta a antidepresivos. El reciente estudio encabezado por Jean-François De Backer de la Universidad Libre de Bruselas ha relacionado ahora este gen con la adicción a la cocaína.

Cromosoma X humano. El gen MAGED1 se encuentra en la banda Xp11.22

En el estudio se seleccionaron dos grupos de ratones. En primer lugar, ratones con el gen MAGED1 intacto y en segundo lugar ratones “knockout” para el gen. A los dos grupos de ratones se les realizó un primer contacto con la sustancia, donde se observó que en aquellos con el gen MAGED1 inactivado no se producía ningún tipo de respuesta tras la administración de cocaína. Además se realizaron pruebas de autoadministración de la droga a las dos clases de ratones. En esta última prueba los ratones “knockout” no mostraron signos de adicción.

¿Por qué no mostraron signos de adicción? Esto mismo se han preguntado los responsables del estudio comentado anteriormente y han dado una serie de posibles respuestas. En resumen (para no empezar con detalles sobre núcleos encefálicos y conexiones neuronales de mil millones de clases y con el fin de que se comprenda bien lo que quiero decir) comentan que el gen MAGED1 está involucrado en la correcta diferenciación de algunas conexiones nerviosas necesarias para desarrollar y mantener los comportamientos relacionados con la adicción. Uno de estos tipos de conexiones alteradas serían las sinapsis entre el área tegmental ventral y el núcleo accumbens: las sinapsis dopaminérgicas.

Perspectivas de futuro

Como he expuesto anteriormente, el consumo de drogas es y ha sido uno de los grandes problemas de la sociedad. Gracias a este estudio conocemos uno de los genes que intervienen en la adicción a una de las drogas más consumidas en todo el mundo. El problema en este tipo de adicciones es el síndrome de abstinencia, que muchas veces es tan duro que la fuerza de voluntad no es suficiente. Esto lleva a una nueva toma de contacto con la droga, pero ¿y si no hiciese ningún efecto como en el caso de los ratones? El estudio de los genes que intervienen en la adicción podría ser crucial para el desarrollo de fármacos que bloqueen la acción del gen y, por tanto, de la droga, para ser utilizados en los programas de desintoxicación.

 

 

¡Y hasta aquí el blog de hoy! ¡Nos leemos en el próximo post! Si queréis conocer más detalles, el artículo en cuestión (en inglés) está a continuación:

http://embor.embopress.org/content/early/2018/07/10/embr.201745089.full

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crea tu cuenta de Genotipia

Regístrate ahora y accede a la primera comunidad especializada en genética médica y genómica. Los usuarios registrados de Genotipia disfrutan de:
  • Acceso a la comunidad de profesionales y a tu perfil
  • Acceso a los foros de la comunidad: noticias del día, bolsas de empleo, etc
  • Descuentos en nuestros cursos especializados
  • Acceso prioritario a jornadas y sorteos de Genotipia
  • Suscripción quincenal a Genética Médica News
  • Suscripción anual a nuestra revista científica: Genética Médica y Genómica
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.