Superpoderes genéticos: como pez en el agua

Rubén Megía González

 

“¡A ver quién aguanta más!” Seguro que hace unos cuantos años, cuando casi no superabais el metro de altura, os pasabais los veranos jugando con vuestros primos en la piscina o en la playa (O en algún río o lago en el caso de los más valientes e imprudentes) y esta era una de las frases más comunes que salían de vuestras bocas. Y entonces empezaba la batalla. Todos os sumergíais y empezabais a contener la respiración hasta que, exhaustos, teníais que salir a la superficie. Y lo volvíais a intentar. ¡Qué tiempos aquellos!

 

Photo by Juan Salamanca from Pexels

 

Pues bien, nosotros únicamente jugamos a esos juegos en versión fácil. Existe una tribu nómada del sudeste de Asia cuyos miembros, a diferencia del resto de humanos, pueden aguantar sin respirar bajo el agua la friolera de 13 minutos. ¡Ariel estaría orgullosa!

Un estudio reciente ha identificado las causas genéticas de la gran capacidad de estos grandes maestros innatos de la apnea, así que, ¿por qué no incluir a la tribu de los Bajau en nuestra sección de “superpoderes genéticos”?

 

This image was originally posted to Flickr by Borneo Child Aid Society at https://www.flickr.com/photos/71105494@N00/4977105666.

 

Los investigadores realizaron un estudio comparativo entre individuos de la tribu Bajau y una tribu vecina, los Saluan. Así, se demostró que habían diferencias significativas entre el bazo de los Bajau y el de los Saluan, siendo el de los primeros de un tamaño superior.

 

¿Qué es el bazo?

 

Los que no estéis muy relacionados con el ámbito de la anatomía humana y ese tipo de asuntos, seguramente desconozcais la función del bazo.

 

Pues bien, el bazo es un órgano presente en casi todos los vertebrados muy relacionado con el sistema circulatorio y el sistema inmunitario. Este órgano es el encargado de destruir eritrocitos (glóbulos rojos) antiguos, realizar parte de la eritropoyesis (formación de células sanguíneas) y servir como una pequeña reserva de sangre. Los Bajau tienen este órgano aproximadamente un 50% más grande  de media que el resto de mortales.

Aunque… ¿Qué tiene que ver este órgano con la respiración? Pues… Si piensas en la respiración como tal, nada, aunque sí con la circulación de la sangre.

Cuando una persona, en este caso un Bajau, se sumerge en las profundidades del océano para conseguir corales o peces, disminuye su ritmo cardíaco. Se produce una vasoconstricción en las extremidades para disminuir el riego sanguíneo en estas y abastecer de manera más eficiente los órganos vitales con sangre oxigenada. Los eritrocitos oxigenados del Bajau se van agotando a medida que pasa el tiempo y el bazo se va comprimiendo, descargando la sangre oxigenada de su interior al torrente sanguíneo. Esto impide la asfixia inmediata.

 

Causas genéticas

 

Aparentemente, este gran tamaño del bazo está relacionado con mutaciones en el gen PDE10A, ubicado en el brazo q del cromosoma 6 humano.

Se sabe que el gen PDE10A regula la acción de las hormonas tiroideas en el desarrollo post-natal. Las hormonas tiroideas (T3 y T4) son moléculas yodadas (contienen el elemento Yodo) que se sintetizan en la glándula tiroides. Sus funciones son muy diversas y están relacionadas entre otras con el crecimiento, la generación de calor, el metabolismo óseo y el desarrollo cerebral.

 

Esto no tiene nada que ver con el bazo, ¿no?

 

Error. Las hormonas tiroideas regulan, a su vez la eritropoyesis y, casualmente, el bazo tiene una cierta actividad formadora de eritrocitos. Se considera que una mayor cantidad de hormonas tiroideas podría contribuir a una mayor actividad eritropoyética en el bazo y, por lo tanto, causaría un aumento en el tamaño de este órgano. Este hecho, además, contribuiría a producir una mayor cantidad de eritrocitos que podrían oxigenarse. Además, las hormonas tiroideas intervienen también en la respuesta correcta al estado de hipoxia (falta de oxígeno), estado en el que te encuentras cuando estás bajo el agua y no puedes respirar.

El mismo estudio también identificó mutaciones en el gen BDKRB2, en el brazo q del cromosoma 14. Se considera que este gen está relacionado el reflejo de buceo en humanos.

Tras este descubrimiento, puede que penseis que este “superpoder” es meramente genético, pero lo cierto es que, al igual que el español Aleix Segura Vendrell, que ostenta el récord Guiness (24 minutos y 3 segundos sin respirar bajo el agua), los Bajau adquieren esta capacidad con la práctica. Estos “gitanos del mar” son un pueblo nómada cuyo estilo de vida depende del agua marina, alimentándose de lo que el mar les ofrece. Esta presión selectiva les ha hecho evolucionar hacia individuos con mayor capacidad para permanecer bajo el agua.

Estamos siendo testigos de una de las adaptaciones genéticas más fascinantes de la historia evolutiva humana reciente.

 

 

 

Artículo original: Ilardo MA et al. Physiological and Genetic Adaptations to Diving in Sea Nomads. Cell. 2018 Apr 19;173(3):569-580.e15. doi: 10.1016/j.cell.2018.03.054.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crea tu cuenta de Genotipia

Regístrate ahora y accede a la primera comunidad especializada en genética médica y genómica. Los usuarios registrados de Genotipia disfrutan de:
  • Acceso a la comunidad de profesionales y a tu perfil
  • Acceso a los foros de la comunidad: noticias del día, bolsas de empleo, etc
  • Descuentos en nuestros cursos especializados
  • Acceso prioritario a jornadas y sorteos de Genotipia
  • Suscripción quincenal a Genética Médica News
  • Suscripción anual a nuestra revista científica: Genética Médica y Genómica
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.