¿Qué es la hepatitis y qué tiene que ver con la genética?

Rubén Megía González

¡Hola GenoLovers! Hoy me gustaría hablaros acerca de la hepatitis, una enfermedad que a priori no parece estar relacionada con la genética, pero que, en muchos casos, puede tener una relación directa. ¿Queréis saber cuál es la relación entre esta condición del sistema inmunitario y nuestra molécula favorita, el ADN? ¡Os lo explicamos!

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis es, en esencia, una inflamación del hígado, que sucede generalmente cuando éste sufre lesiones o se ve expuesto a un agente potencialmente infeccioso. Dependiendo de la duración de esta condición, se clasifica en dos tipos: aguda y crónica. En casos de hepatitis crónica, el funcionamiento del hígado puede verse significativamente alterado, lo que puede derivar en cirrosis e incluso cáncer de hígado.

Los síntomas principales de la hepatitis son fiebre, fatiga, pérdida de apetito, vómitos y dolor abdominal. Los afectados también suelen presentar ictericia, es decir, una coloración amarillenta en la piel y la esclera de los ojos.

síntomas hepatitis

¿Cuál es su causa?

Existen diferentes factores que pueden producir una hepatitis en una persona. La más conocida (y la más común) es la causada por infecciones víricas, pero también existen hepatitis causadas por consumo de sustancias tóxicas y de origen autoinmune.

Hepatitis vírica

Una hepatitis vírica puede ser causada por los virus de la hepatitis A, B, C, D, E, F, G y H, siendo los tres primeros casos los más frecuentes. Pese a que comparten un nombre similar, se trata de virus muy diferentes, con composiciones genómicas y estructuras distintas. En este caso, nos centraremos en los virus de la hepatitis A, B y C

El Virus de la Hepatitis A (VHA) es un pequeño virus icosaédrico cuyo genoma se compone de una molécula de ARN de cadena simple en sentido positivo, lo que facilita su replicación. Es un virus cuyas infecciones son siempre agudas y que se transmite únicamente por vía orofecal (consumición de alimentos que han estado en contacto con heces contaminadas). 

El Virus de la Hepatitis B (VHB) es un virus algo más complicado que el VHA. En este caso, nos encontramos frente a un virus cuya cápside icosaédrica encapsula una molécula de ADN de doble cadena y una transcriptasa inversa. Tras la infección, el genoma del VHB se instala en el núcleo celular y hace que la célula replique su información genética en forma de ARN. Más tarde, el virus utiliza la transcriptasa inversa para formar sus cadenas de ADN a partir de estas moléculas de ARN.

El VHB puede causar inflamaciones hepáticas agudas y crónicas y se transmite principalmente por contacto directo con sangre u otros fluidos corporales que contengan sangre contaminada.

El Virus de la Hepatitis C (VHC), al igual que el VHA, es un virus de ARN en sentido positivo. Se trata de la causa más común de hepatitis crónica a nivel mundial y se transmite a través del contacto directo con sangre infectada. El VHC tiene una gran variabilidad genética, lo que hace esencial en muchos casos la determinación del genotipo para asignar un tratamiento adecuado. Como dato interesante, os diré que hace poquito, en 2020 el Premio Nobel de Medicina de 2020 se lo otorgaron a Harvey J. Alter, Michael Houghton y Charles M. Rice por la caracterización del virus causante de la hepatitis C

Además de la hepatitis, las infecciones por VHB y VHC son capaces de producir, en última instancia, cáncer. Si queréis saber más sobre los virus, su estructura y sus ciclos reproductivos, tenemos un post relacionado con este tema, además de una guía divulgativa sobre virus

Hepatitis tóxica

Además de las infecciones, la exposición a ciertas sustancias hepatotóxicas, como el alcohol o ciertos fármacos, puede desencadenar en una inflamación hepática. Y es que muchísimos de los metabolitos que consumimos son metabolizados en este órgano. Esta actividad convierte al hígado en uno de los órganos más susceptibles al daño por su exposición a ciertos compuestos dañinos que aparecen como resultado del metabolismo. En este contexto, tiene especial relevancia hablar de detoxificación hepática, pues es la forma que tiene nuestro organismo de eliminar todas estas sustancias potencialmente dañinas.

detoxificación hepática

Existen diferentes factores genéticos que influyen en la detoxificación hepática y que pueden hacer a una persona más susceptible al daño hepático y, por tanto, también a una hepatitis tóxica. Es el caso de las variaciones en los genes del citocromo p450 (CYP), una enorme familia de enzimas que se encarga de metabolizar diferentes sustancias en nuestro organismo. 

Si os interesa conocer qué factores genéticos influyen en la detoxificación hepática, te recomendamos nuestro curso “Detoxificación Hepática  y Nutrigenética”, un programa formativo en el que descubrirás los genes implicados y variantes genéticas que pueden incidir sobre la actividad de las enzimas involucradas en la detoxificación hepática.

Hepatitis autoinmune

Las hepatitis causadas por infecciones y compuestos hepatotóxicos no son los únicos tipos que existen. Algunas personas pueden desarrollar una hepatitis autoinmune, que aparece sin motivo aparente. Las personas con este tipo de inflamación hepática suelen presentar anticuerpos contra sus propias células hepáticas. 

Aunque la hepatitis autoinmune suele ser idiopática (de causa desconocida), sí se han encontrado ciertos factores genéticos que predisponen a desarrollarla. El ejemplo más estudiado es el de los polimorfismos en genes relacionados con el Complejo Mayor de Histocompatibilidad (CMH), como HLA-A,  que pueden aumentar significativamente el riesgo a desarrollar una hepatitis autoinmune.

Otros factores genéticos que han sido asociados a un mayor riesgo de desarrollar una inflamación hepática de origen autoinmune son los polimorfismos en los genes TNFA2 y CTLA4. En ambos casos, se trata de genes estrechamente relacionados con el sistema inmunitario, cuyas variaciones pueden alterar la función del mismo y propiciar la respuesta inmunitaria contra las células del hígado.

¡Y hasta aquí el post de hoy! Espero que hayáis aprendido mucho acerca de la relevancia de la Genética en casos de hepatitis. Si queréis conocer más sobre la genética de diferentes enfermedades, no olvidéis suscribiros a nuestra newsletter para recibir toda esta información (y mucha más) en vuestro correo electrónico. ¡Nos leemos en el próximo post!

Páginas de interés:

Hepatitis. Medline Plus. https://medlineplus.gov/spanish/hepatitis.html

Fortes M P, et al. Genética en hepatitis autoinmune. Gen, 62(4), 318-322.  2008. http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0016-35032008000400014&lng=es&tlng=es.

 

3 comentarios de “¿Qué es la hepatitis y qué tiene que ver con la genética?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat