Rosalind Franklin

Amparo Tolosa

Rosalind Franklin murió un día como hoy hace 59 años. Y como pequeño homenaje a su trabajo, hoy quisiera dedicarle la entrada del blog.

 

 

Es posible que para algunos lectores Rosalind Franklin sea una desconocida. Pero en un blog de Genética Médica, no puedo dejar de mencionar a una figura cuyo trabajo fue crucial para determinar la estructura del ADN, especialmente porque su relevancia no fue reconocida hasta mucho más tarde.

Me gustaría decir que fue antes, pero lo cierto es que la primera vez que recuerdo haber oído hablar de Rosalind Franklin fue cuando estudiaba en la Universidad. Como si de una novela se tratase, nuestro profesor de genética, un apasionado de la ciencia, nos relató la contribución de Franklin en el descubrimiento de la estructura del ADN y cómo su labor permaneció en cierto modo entre las sombras, mientras eran otros los que recibían los honores.

rosalind franklin
En la doble hélice de ADN los grupos fosfato están expuestos hacia el exterior.

rosalind franklinRosalind Franklin fue la primera persona en sugerir de forma pública que los grupos fosfato del  ADN deberían estar en la parte externa de la molécula. Lo hizo en la época en la que trabajaba en el King’s College de Londres, en una conferencia en la que estaba presente James Watson. En ese momento Watson no advirtió la importancia de ese dato. No obstante, más tarde sería crítico para poder obtener el modelo definitivo del ADN. Varias de las observaciones sobre el ADN de Franklin y su doctorando Raymond Gosling, entre ellas la famosa foto 51, fueron utilizadas por Watson y Crick para construir, de forma brillante, el modelo de estructura en doble hélice del ADN, publicado el 25 de abril de 1953. De hecho, en paralelo al artículo de Watson y Crick, así como en un número posterior de la revista Nature, Franklin y Gosling publicaron dos trabajos apoyando el modelo de Watson y Crick.

Pero Rosalind Franklin fue más que su trabajo con el ADN. Es irónico que incluso dentro de la ciencia, Rosalind Franklin sea recordada principalmente por su papel en la descripción de la doble hélice del ADN y la polémica asociada a su contribución, cuando la realidad es que sus aportaciones fueron múltiples. Hasta hace un par de años tengo que reconocer que yo no sabía esto. Para mí, Rosalind Franklin era una investigadora a la que no se le reconoció su papel en un descubrimiento histórico y crucial para el desarrollo de la genética, el área en la que yo trabajaba. Sin embargo, nunca me había planteado cómo había sido el resto de su carrera científica. Grave error, porque más tarde descubrí que había sido una investigadora excepcional.

Fotografía 51.

Antes de iniciar su trabajo sobre la estructura del ADN Rosalind Franklin trabajó en París estudiando la estructura molecular del carbón. Rosalind investigó por qué algunos carbones son más permeables que otros a gases, agua o solventes y cómo diferentes factores como la temperatura pueden afectar a la permeabilidad.  Fruto de este trabajo Rosalind Franklin publicó varios trabajos sobre la naturaleza del carbono, considerados de gran relevancia, que fueron, y todavía siguen siendo, considerados de referencia. Además, este trabajo le permitió especializarse en difracción de rayos X, tipo de experimento que le sería de gran utilidad durante su posterior estudio del ADN y que haría posible la obtención de la famosa foto 51, crítica para establecer la estructura de la molécula esencial de nuestro material hereditario.

Imagen de Rosalind Franklin durante su estancia en Paris.

Después del Kings College, Rosalind Franklin trabajó en el Birkbeck College donde utilizó sus conocimientos en cristalografía para estudiar la estructura del virus del mosaico y otros virus de ARN. En este caso, el reto de Franklin fue determinar la conformación del ARN del virus del mosaico del tabaco y si interaccionaba con proteínas.  A partir de los datos obtenidos, la investigadora planteó la hipótesis de que el virus del mosaico del tabaco era un tubo de proteínas que contenía en su interior una hebra de ARN, teoría que se demostró correcta tras la muerte de Franklin.

Micrografía del virus del mosaico del tabaco.

 

A pesar de aportar información crucial para determinar la estructura del ADN, Rosalind Franklin nunca fue nominada para el premio Nobel. Y nunca sabremos si lo hubiera sido. Para cuando Francis Crick, James Watson y Maurice Wilkins, los otros grandes protagonistas del descubrimiento, recibieron el premio Nobel en 1962, en reconocimiento por revelar la estructura de la doble hélice, la investigadora había muerto de cáncer. Además de que este premio no se otorga de forma póstuma, su contribución a la determinación de la estructura del ADN todavía no había sido completamente reconocida.

Rosalind Franklin pertenecía a esa clase de científicos que trabajan con gran meticulosidad y  que buscan obtener todas las evidencias posibles antes de establecer una teoría. Estos rasgos fueron necesarios para establecer las condiciones experimentales que permitieron hacer la primera fotografía conocida del ADN. Y estos rasgos hicieron que incluso cuestionara el modelo de Watson y Crick en sus inicios, antes de que se obtuvieran evidencias suficientes, que su equipo contribuyó a reunir.  “Como científica Miss Franklin fue distinguida por una extrema claridad y perfección en todo lo que inició,” señalaba JD Bernal director del laboratorio del Birkbeck College donde trabajó Rosalind Franklin, en un obituario publicado en Nature, tras la muerte de la investigadora. “Era un perfecto  ejemplo dedicación y devoción por la ciencia.”

Aun consciente de su enfermedad, e incluso entre las series de tratamientos contra el cáncer, Rosalind Franklin siguió trabajando hasta prácticamente el final. Murió antes de los 38 años, mucho antes de completar lo que se intuía como una gran carrera investigadora. No obstante, nos queda su ejemplo y su gran legado científico.

Bibliografía:

The Rosalind Franklin Papers. https://profiles.nlm.nih.gov/ps/retrieve/Narrative/KR/p-nid/187

Bernal JD. Rosalind E. Franklin. Nature 182, 154 (19 July 1958) | doi:10.1038/182154a0

Un comentario de “Rosalind Franklin

  1. Pingback: Virus I: historia y tipos de virus - El Blog de Genotipia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crea tu cuenta de Genotipia

Regístrate ahora y accede a la primera comunidad especializada en genética médica y genómica. Los usuarios registrados de Genotipia disfrutan de:
  • Acceso a la comunidad de profesionales y a tu perfil
  • Acceso a los foros de la comunidad: noticias del día, bolsas de empleo, etc
  • Descuentos en nuestros cursos especializados
  • Acceso prioritario a jornadas y sorteos de Genotipia
  • Suscripción quincenal a Genética Médica News
  • Suscripción anual a nuestra revista científica: Genética Médica y Genómica
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.