Virus Epstein-Barr: características e influencia el desarrollo de enfermedades

virus epstein-barr portada

Rubén Megía González

¡Hola GenoLovers! Hace un tiempo os hablábamos de los virus oncogénicos, unos patógenos que pueden aumentar el riesgo a desarrollar ciertos tipos de cáncer. Hoy, quiero hablaros de uno de ellos, el Virus Epstein-Barr, un virus que, en este mismo momento, se encuentra en el interior de más del 90% de todos los adultos del planeta. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Características del Virus Epstein-Barr

El Virus Epstein-Barr (VEB) es un agente patógeno de la familia Herpesviridae, cuyo material genético está codificado en un ADN de doble cadena de poco más de 170.000 pares de bases. Este ADN se encuentra protegido por una cápside icosaédrica, que, a su vez, está envuelta por una envoltura lipídica. Aquí os muestro un esquema de su estructura, para que podáis verlo mejor:

estructura virus epstein-barr

Una vez dentro del organismo, el VEB es capaz de infectar los linfocitos B, unas células del sistema inmunitario que se encargan de producir anticuerpos. Dentro de estas células, el VEB se replica, produciendo nuevas partículas virales que infectan tanto otros linfocitos B como las células epiteliales. Una vez pasadas las primeras fases de la infección, el VEB puede quedarse “escondido” en el interior de nuestras células, lo que se conoce como “infección latente

La infección por VEB se transmite principalmente por contacto con saliva, sangre u otros fluidos corporales. Esto ha permitido que el VEB se haya convertido en uno de los virus más comunes entre las poblaciones humanas. Y es que se estima que alrededor del 90% de la población adulta es seropositiva para el VEB. Por suerte, la infección por VEB suele producirse durante la niñez, momento en el que suele ser asintomática.

Mononucleosis infecciosa

El VEB es el principal causante de mononucleosis infecciosa, una enfermedad conocida como “la enfermedad del beso”, en niños y adolescentes. El periodo de incubación del virus es de entre cuatro y seis semanas, cuando se empiezan a desarrollar los siguientes síntomas:

sintomas virus epstein-barr
La enfermedad del beso (mononucleosis infecciosa), puede producir fiebre elevada, cansancio, dolor causado por la tumefacción de los ganglios linfáticos occipitales, faringoamigdalitis, aumento en el tamaño del bazo e inflamación leve del hígado (hepatitis anictérica).

Normalmente se suele recomendar reposo a los pacientes con mononucleosis infecciosa y no se toman medidas específicas contra el Virus Epstein-Barr. Además, este reposo suele acompañarse de fármacos para aliviar el dolor y para bajar la fiebre. En casos muy concretos con obstrucción de las vías respiratorias, se pueden utilizar corticoides, pero no es lo habitual.

Existen ciertos casos en los que el VEB latente puede reactivarse en el organismo y causar de nuevo mononucleosis infecciosa. La probabilidad de que esto suceda es mayor en personas con el sistema inmunitario debilitado.

Enfermedades asociadas a la infección por VEB

Además de la mononucleosis infecciosa, la infección por VEB puede influir en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer. En concreto, se ha asociado el desarrollo de tumores como el carcinoma nasofaríngeo, el linfoma de Burkitt y el linfoma de Hodgkin. Actualmente, conocemos algunos de los mecanismos moleculares que intervienen en la aparición del cáncer en pacientes infectados por VEB.

Por ejemplo, un estudio publicado en 2020 en Nature Genetics determinó que la infección del VEB induce cambios en las histonas que modifican la topología de la cromatina, dejando accesibles regiones que alteran la expresión de genes relacionados con el cáncer. Otros estudios señalan a la proteína LMP1, codificada en el genoma del VEB, como promotora del desarrollo de tumores en pacientes con VEB.

La infección por VEB se ha asociado también a la esclerosis múltiple, una enfermedad autoinmune que afecta al sistema nervioso central. Un estudio publicado en marzo de 2022 demostró que la infección por VEB activa, en ciertas personas, la reacción autoinmunitaria característica de la esclerosis múltiple.

Otras enfermedades que se han asociado a la infección por VEB son el lupus eritematoso y la diabetes de tipo I. Podéis ver toda la información acerca de la influencia del VEB en el desarrollo de estas enfermedades en nuestra revista de actualidad.

Y bien, ¡hasta aquí el post de hoy! Espero que hayáis aprendido mucho acerca del Virus Epstein-Barr y su influencia en el desarrollo de ciertas enfermedades como el cáncer o la esclerosis múltiple. Si os interesa saber más sobre este y otros muchos agentes infecciosos víricos, permaneced atentos/as, porque en breve añadiremos a nuestro catálogo un curso especialmente dedicado a ellos.

 

Enlaces de interés:

Clínica Universidad de Navarra. Mononucleosis infecciosa. https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/mononucleosis-infecciosa

Genotipia. El virus Epstein Barr reprograma el ADN para promover el cáncer. https://genotipia.com/genetica_medica_news/virus-epstein-barr-cancer/

Genotipia. Identificado un mecanismo biológico que conecta el virus de Epstein-Barr con la esclerosis múltiple. https://genotipia.com/genetica_medica_news/virus-de-epstein-barr-esclerosis-multiple/

Bjornevik K, et al. Longitudinal analysis reveals high prevalence of Epstein-Barr virus associated with multiple sclerosis. Science. 2022 Jan 21;375(6578):296-301. doi: 10.1126/science.abj8222

Arturo-Terranova D, Giraldo-Ocampo S, Castillo A. Molecular characterization of Epstein-Barr virus variants detected in the oral cavity of adolescents in Cali, Colombia. Biomedica. 2020 May 1;40(Supl. 1):76-88. English, Spanish. doi: 10.7705/biomedica.4917

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat