Virus respiratorio sincitial: características y tratamiento

portada virus respiratorio sincitial

Rubén Megía González

La pandemia mundial del SARS-CoV-2 ha provocado que muchos de nosotros hayamos puesto el punto de mira sobre las enfermedades infecciosas provocadas por virus. Ahora en concreto, se está hablando de un virus conocido como “virus respiratorio sincitial”, un patógeno que causa la mayor parte de las enfermedades respiratorias agudas en todo el mundo. Hoy queremos contarte más sobre él.

Características del virus respiratorio sincitial

El virus respiratorio sincitial (VRS) es un agente vírico que pertenece a la familia Paramyxoviridae. Se trata de un virus de ARN monocatenario negativo que se caracterizó en la década de 1950 y que provoca enfermedades respiratorias agudas.

Los síntomas causados por la infección por VRS son similares a los del resfriado común: congestión nasal, tos, estornudos y fiebre. No obstante, en personas con alto riesgo, como los infantes, la infección por VRS puede llegar a provocar cuadros severos de bronquiolitis y neumonía

síntomas comunes del virus respiratorio sincitial

El VRS se transmite de una forma similar al SARS-CoV-2: tanto por el aire expulsado cuando una persona infectada tose, como por contacto directo con una persona enferma. Por tanto, si sabemos que una persona se encuentra infectada por VRS, lo mejor es evitar el contacto estrecho durante los 3-8 días que puede durar la fase infecciosa del virus.

Diagnóstico del VRS

Para elaborar un diagnóstico, los profesionales sanitarios suelen basarse en la sintomatología del paciente. No obstante, en el caso del VRS, al provocar síntomas similares a los del resfriado común, se suelen necesitar pruebas específicas para detectar el virus. Estas pruebas son:

Pruebas de antígenos: se trata de una prueba rápida de detección del VRS que se realiza sobre una muestra obtenida a partir de un hisopado nasal. En esta prueba se detectan proteínas específicas del virus en la muestra del paciente.

Pruebas moleculares (RT-PCR): se trata de una prueba más larga y costosa que las pruebas de antígenos, pero que presenta una eficacia mayor. Esta prueba es similar a la RT-PCR que se realiza para el diagnóstico del SARS-CoV-2. 

Durante la RT-PCR, se utiliza una transcriptasa reversa para transformar en ADN el ARN del virus obtenido de un frotis de garganta o nariz. Luego, se realiza una reacción que detecta y amplifica una secuencia concreta del VRS. Si quieres saber más sobre esta técnica, no te pierdas el post en el que te explicamos cómo funciona con un ejemplo práctico.

frotis nasal

¿Cómo tratar una infección por VRS?

Al igual que en otros muchos casos de infecciones respiratorias, no suele proporcionarse un tratamiento específico para la infección por VRS. Normalmente, los síntomas suelen desaparecer en un máximo de 2 semanas, por lo que simplemente se palian la fiebre y el dolor con analgésicos.

En infecciones graves, los pacientes pueden necesitar ser hospitalizados. En las instalaciones de los hospitales, a este tipo de pacientes se les proporcionan, además de analgésicos, oxígeno y un tubo de respiración o un ventilador.

Pese a que normalmente no se utilizan tratamientos específicos, en casos graves de infección por VRS se puede proporcionar un medicamento llamado ribavirina. Este fármaco es el único que existe para eliminar específicamente la infección por VRS y se ha comprobado que tiene efectos positivos sobre los pacientes.

Además de estas opciones de tratamiento, a ciertos pacientes de riesgo (bebés prematuros o con trastornos congénitos de la salud) se les suele administrar un fármaco que previene la aparición de infecciones graves por VRS. Este medicamento, llamado palivizumab, no previene la infección del virus, pero sí evita que se desarrollen cuadros clínicos graves en pacientes susceptibles. El palivizumab no sirve para tratar pacientes ya infectados, independientemente de su gravedad.

¡Hasta aquí el post de hoy! Espero que hayáis aprendido mucho acerca del VRS y sus características básicas. Como siempre, recordad que es mejor prevenir que curar y que está en nuestra mano proteger a las personas más vulnerables contra este tipo de enfermedades infecciosas. ¿Cómo podemos evitarlo? Pues muy fácil. Si estáis resfriados, evitad las visitas a personas de alto riesgo, como las personas mayores o los recién nacidos.

 

Enlaces de interés

Pruebas diagnósticas para el VRS. MedlinePlus: https://medlineplus.gov/spanish/pruebas-de-laboratorio/prueba-del-virus-sincicial-respiratorio-vsr/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat