Aprende Genética con Animal Crossing: New Horizons

Rubén Megía González

¡Hola suscriptores/as de Genotipia! Hoy os traigo una curiosidad interesantísima sobre uno de los videojuegos más conocidos del momento, que os servirá para enseñarle las bases genéticas de la herencia a los más pequeños. ¡Leedlo todo bien, porque al final os propongo un reto al que os podréis enfrentar!

Seguro que, durante estos meses, en alguna ocasión, por efímera que fuese, habéis oído hablar de Animal Crossing: New Horizons, un nuevo juego de una conocida compañía de videojuegos japonesa. El caso es que yo, como friki que soy y como seguidor de esta saga de videojuegos, no podía no tenerlo, así que me hice con una copia incluso en plena cuarentena. Obviamente, en digital (No olvidemos el #quédateencasa).

La cosa es que es un juego muy sencillito. Tú te montas tu isla, le pagas la hipoteca al mapache capitalista que te la vendió, les regalas palos que encuentras por el suelo a tus vecinos y poco más. Lo curioso (y lo que os vengo a contar) es que, dejando de lado algunas particularidades, el apartado “científico” está bastante bien elaborado. Los/as que habéis jugado, habréis notado que el juego está lleno de “píldoras de conocimiento” del ámbito de la biología, provenientes de Sócrates, el curioso búho que regenta el museo. Bueno, pues ahora imaginad mi cara cuando me enteré que la hibridación de flores en este maravilloso juego seguía patrones de herencia simple. Increíble, ¿verdad?

La genética de Animal Crossing

Animal Crossing nos presenta, en esta última entrega, 8 tipos de flores: rosas, lirios, tulipanes, cosmos, crisantemos, jacintos y malvas. Todas ellas tienen 2 o 3 colores básicos, que se pueden adquirir en la tienda del juego: blanco, rojo y amarillo. La cosa está en que si plantas juntas dos o más flores de la misma especie y las riegas con todo tu cariño, puede que tengan descendencia, es decir, que se produzca un cruzamiento. De este modo, puedes conseguir para tu isla preciosas flores naranjas, rosas, verdes, moradas, azules e incluso negras.

Según los datos que se extrajeron del código del juego, la variación de color y su herencia pueden explicarse con 4 genes diferentes, con sus diferentes formas o variaciones (alelos). Además, cada flor es diploide, es decir, que cada una de ellas presenta dos copias del genoma completo. Esto implica que cada gen tiene dos copias. Los “genes” en el juego no tienen nombres y los alelos son únicamente unos y ceros (1 = alelo dominante, 0 = alelo recesivo), pero yo los he llamado de la siguiente manera, para que se entienda mejor:

Gen tono:

Este gen controla si una flor tiene un color base rojo, rosa, naranja o negro o, por el contrario, amarillo o morado. Tiene dos formas alélicas, T y t, siendo T dominante sobre t. Esto significa que las flores que tengan uno o dos alelos T (TT o Tt), podrán ser de color rojo, naranja, rosa o negro, mientras que solo aquellas que tengan dos alelos t (tt) serán, amarillas o moradas. El color final dependerá del resto de genes.

Gen amarillo:

Este gen controla si una flor tiene un tono amarillento (amarillo o naranja). Al igual que el gen anterior, este gen presenta dos variantes, los alelos A y a. Al ser A dominante sobre a, todas las plantas con uno o dos alelos A (AA y Aa) tendrán un tono amarillento, mientras que aquellas que sean homocigotas para este gen (aa) no lo tendrán. Igual que en el caso anterior, el color final dependerá un poco del resto de genes.

Gen sombra:

El gen sombra determina la “luminosidad” del color de la flor, siempre que esta sea roja. Tiene dos variantes alélicas, S y s, que son codominantes. Esto significa que, aquellas plantas que tengan dos copias del alelo s (ss) serán rosas, las que tengan una sola (Ss) serán rojas y las que tengan dos copias del alelo S (SS) serán negras. Este gen no tiene relevancia en el color de todas aquellas flores que no sean rojas.

Gen especial:

El gen especial es el que controla si una flor tiene el color más raro de conseguir en el juego, azul o morado (dependiendo de la especie de planta y de la combinación del resto de alelos), o si muestra el color determinado por sus otros genes. Este gen tiene dos alelos, E y e, siendo E dominante. Por tanto, si una planta tiene un alelo E (EE o Ee), mostrará el color determinado por el resto de genes. Si la planta tiene dos alelos recesivos e (ee), siempre tendrá el color “raro”, azul o morado.

Hasta aquí llega lo que descubrí que se había extraído del código del juego. Pero yo no estaba contento. Como buen científico que soy (o algo por el estilo), no me bastaba con creer que esto fuese así. ¡Tenía que comprobarlo! Así que, cogí a unos colegas y ¡nos pusimos manos a la obra! ¿Preparados/as para aprender sobre genética con Animal Crossing? (Padres y profesores, tomen nota)

Hibridando rosas

Aunque suene un poco a cliché, mi flor favorita en Animal Crossing son las rosas. Ya no sólo porque estéticamente son bonitas para decorar mi jardín, sino porque son las flores que presentan una mayor batería de colores diferentes (roja, rosa, amarilla, blanca, morada, azul, naranja y negra). Por este motivo, decidí emplear rosas para mis experimentos.

Para empezar este experimento, tomé rosas rojas, amarillas y blancas de la tienda del juego y las crucé entre ellas. Siguiendo los datos obtenidos del código del juego, estas flores presentan los siguientes genotipos:

Es importante destacar que ni las rosas rojas ni las blancas son “razas puras”, es decir, que, al cruzarlas con ellas mismas, obtendremos descendencia diferente a ellas, tanto en su composición génica (genotipo) como en su color (fenotipo).

Cada una de las rosas produce varios tipos de gametos (células sexuales) con la mitad del material genético. Al juntarse dos de estas células sexuales (normalmente de individuos diferentes), se fusionan formando un embrión, es decir, un nuevo individuo. Aquí os muestro un esquema, que es aplicable a todos los cruzamientos que vamos a hacer luego.

Volviendo a nuestro experimento, los resultados de los diferentes cruzamientos fueron los siguientes:

Al parecer todo coincide con lo esperado, pero…

¿Las flores de Animal Crossing cumplen las leyes de Mendel?

Toda persona interesada en la genética conoce (o debería conocer) al gran Gregor Johann Mendel. Este fraile describió las tres leyes por las que se rige la herencia simple. Vamos a repasarlas y a ver si las rosas en Animal Crossing las siguen.

1ª ley de Mendel: “Cuando se cruzan dos individuos de raza pura, los híbridos resultantes son todos iguales”. 

Mendel no lo sabía, pues no se conocían las bases genéticas de la herencia en el siglo XIX, pero los “individuos de raza pura” a los que nombra en este primer enunciado son “individuos homocigotos”, es decir, aquellos que tienen dos alelos iguales para el gen estudiado. En este caso vamos a estudiar un carácter (color de la flor) determinado por cuatro genes, así que tendrán que ser dos individuos diferentes que sean homocigotos para estos cuatro genes. Para comprobar si se cumple este principio, he cruzado rosas amarillas de la tienda (tt AA EE ss) con rosas moradas (tt aa ee ss)

Efectivamente, todas las rosas obtenidas por el cruce de rosas amarillas y moradas son iguales. ¡Por tanto, se cumple la primera ley de Mendel!

 

2ª ley de Mendel: Esta ley dicta que en la segunda generación, obtenida a partir del cruce de dos individuos de la primera generación, se recupera el fenotipo del individuo recesivo de la primera generación. 

En otras palabras y basándonos en nuestro ejemplo de las rosas, la segunda ley de Mendel dice que si cruzamos las rosas blancas obtenidas por el cruce anterior (amarillas x moradas), aparecerán de nuevo rosas moradas. En este caso es algo muy poco probable, ya que al tratarse de cuatro genes, la probabilidad de que aparezcan rosas moradas es de un 18,75%..

¡Me costó lo suyo, pero aquí traigo los resultados! Efectivamente, las plantas del Animal Crossing cumplen la segunda ley de Mendel

En la imagen habréis visto que he utilizado un cuadro de Punnett, una forma de ver todas las posibilidades que existen de obtener cada genotipo en un cruzamiento más complejo. Para hacerlo, sólo tenéis que poner en la primera fila todos los gametos (células sexuales) que puede producir uno de los progenitores y, en la primera columna, todos los gametos que puede producir el otro progenitor. Luego únicamente tendréis que “sumar” las letras. Contando los recuadros podemos saber la probabilidad de obtener una rosa de un color determinado. En este ejemplo, tres recuadros corresponden a rosas moradas, por tanto, tenemos una probabilidad de 3/16 (18,76%) de obtener rosas moradas

3ª ley de Mendel: Esta ley dicta que, si observamos dos rasgos diferentes de una planta (p.e. color y textura), estos caracteres se transmiten de forma independiente.

En nuestro caso, solo hay un carácter observable, que es el color de la flor, así que no podemos comprobarlo, pero sí es cierto que cada gen involucrado en el color se transmite de forma independiente.

De rosas a lirios, tulipanes, cosmos, crisantemos, jacintos y malvas

Como os decía anteriormente, el de las rosas era solo el ejemplo quizás más complicado de la genética de las flores Animal Crossing, pero lo aprendido es extrapolable al resto de especies de plantas. La única diferencia es que cada especie tiene sus “interacciones génicas” particulares y, mientras que en una rosa es el gen “sombra” el que determina si una flor es rosa, en otras flores depende de interacciones entre el gen “tono” y “especial”. De hecho, el gen “sombra” no existe en el resto de flores del juego

Aquí os muestro algunos ejemplos con otros tipos de plantas:

Caso práctico: La rosa azul

Como os comentaba antes, una de las flores más difíciles de conseguir es la rosa azul, cuyo genotipo solo puede ser el siguiente:

Visto esto, os propongo un “reto”: conseguir unas rosas azules a partir de los tres tipos de rosa que se pueden obtener en la tienda. ¿Cómo lo haríais y qué probabilidad habría de que obtener la rosa azul en el último cruzamiento?

Y hasta aquí este post. Espero que hayáis aprendido mucho sobre genética. Para mi ha sido todo un descubrimiento saber que, detrás de una de mis sagas favoritas de videojuegos, hay un equipo de profesionales que se ha tomado la molestia de introducir, de forma sutil, la genética, la entomología y hasta la ictiología en un juego que con un rango de edades muy diverso, haciéndonos llegar a todos este conocimiento casi sin darnos cuenta. Sí es cierto que se trata de un juego y que, aunque han pensado en las diferentes combinaciones, no tengo claro que hayan pensado del todo en las relaciones entre los genes. En el mundo real son los genes los que, en última instancia, determinan qué pigmentos tiene una flor y son las combinaciones de estos los que consiguen un color u otro. ¡Habría que investigar más si esto se cumple en las plantas de Animal Crossing!

No me olvido del reto. ¡Escribid vuestros resultados en los comentarios! Publicaremos la respuesta en las próximas semanas.

3 comentarios de “Aprende Genética con Animal Crossing: New Horizons

  1. Antonio Said dice:

    Estimado Rubén Megía Honzález:

    En relación a los cruces genéticos planteados en esta página me permito hacer llegar los siguientes comentarios:

    1. Los genotipos del color de las flores Blancas, en el cruce 3 especifica: ttaaEess y, cuando realiza un cruce entre una planta de flor amarilla por una planta con flores de color morado, la descendencia es de color blanca, de genotipo: ttAaEess. Creo importante señalar que el genotipo blanco debe ser: ttaa. dado que. Aa permite la expresión fenotípica de tonalidad «amarilla» lo cual no corresponde al color blanco que, en principio en una cadera líneal de de biosíntesis de pigmento en plantas como carácter poligénico, el blanco debería ser el «color base».

    2. En el cruce 2 de: Flor roja por Flor amarilla usted coloca como descendencia: TtAaEESs como de color naranja. ¿Qué fundamento genético permite asignar ese fenotipo al genotipo que aparece en la descendencia. Los alelos S y s no participan en el color naranja o amarillo y, por tanto, no me queda claro porqué el genotipo TtAa puede expresar el fenotipo naranja.
    Agradecería me pudiese responder estas inquietudes con la finalidad de hacer un aporte a tan importante block educacional. No revisé completamente los resultados siguientes de estos cruces genéticos.

    • Rubén Megía González (Coordinador del área de formación) dice:

      Buenos días Antonio.

      ¡Muchísimas gracias por los apuntes! Le contesto por partes:

      1. Entiendo lo que quiere decir. Pensaríamos que la flor sería amarilla en este caso, pues dispone de un alelo A dominante. Sin embargo, el juego reconoce que estas plantas tienen rosas blancas. Las especificaciones que comento de cada gen son a términos generales, pero el color final depende de la combinación de todos los genes. En el caso de las rosas, el genotipo «ttAaEess» da lugar a rosas blancas, mientras que el genotipo «ttAAEess» da lugar a rosas amarillas.

      2. En cuanto a esta consulta, el fenotipo naranja viene dado de la combinación de los genes «amarillo» y «tono». Por lo general, las rosas naranjas tendrán un alelo dominante T y un alelo dominante A, como mínimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crea tu cuenta de Genotipia

Regístrate ahora y accede a la primera comunidad especializada en genética médica y genómica. Los usuarios registrados de Genotipia disfrutan de:
  • Acceso a la comunidad de profesionales y a tu perfil
  • Acceso a los foros de la comunidad: noticias del día, bolsas de empleo, etc
  • Descuentos en nuestros cursos especializados
  • Acceso prioritario a jornadas y sorteos de Genotipia
  • Suscripción quincenal a Genética Médica News
  • Suscripción anual a nuestra revista científica: Genética Médica y Genómica
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.