Utilidad clínica de estimar la predisposición hereditaria al cáncer en todos los pacientes pediátricos con tumores sólidos

Amparo Tolosa, Genotipia

 

Investigadores del Memorial Sloan Kettering Cancer Center defienden la utilidad clínica de secuenciar el genoma germinal de todos los pacientes pediátricos con tumores sólidos y estimar su predisposición genética al cáncer  en un reciente artículo publicado en Nature Medicine.

cáncer pediátrico
Los investigadores han comparado el genoma germinal de 751 pacientes pediátricos con tumores sólidos con el genoma correspondiente a sus tumores y el de sus progenitores, para estimar su predisposición genética al cáncer.

La baja frecuencia con la que se presenta el cáncer en niños ha llevado a que sus causas y mecanismos no se conozcan de forma completa y a que parte de los responsables genéticos, hereditarios o no, sigan siendo desconocidos. En la actualidad, se estima que aproximadamente uno de cada 10 pacientes pediátricos de cáncer presentaba una predisposición genética hereditaria elevada a la enfermedad y diversos estudios han identificado algunas mutaciones en genes concretos que alertan de esta predisposición. Sin embargo, la comprensión incompleta de las bases genéticas y hereditarias del cáncer pediátrico puede influir en los criterios que deben cumplir los pacientes para realizarles pruebas genéticas y repercutir en el manejo de la enfermedad o la identificación de otros miembros de la familia potencialmente afectados.

Un equipo de investigadores del Memorial Sloan Kettering Cancer Center ha realizado el mayor estudio de mutaciones germinales de predisposición al cáncer pediátrico hasta la fecha cuyos resultados refuerzan la utilidad clínica de este tipo de análisis tanto para los pacientes como para sus familias.

Los investigadores analizaron el genoma del cáncer y el genoma somático de 751 pacientes pediátricos con tumores sólidos para identificar la posible presencia de variantes germinales, presentes en todas las células y, por tanto, heredables. Para ello utilizaron un ensayo de secuenciación masiva desarrollado por el equipo, MSK-IMPACTTM, capaz de identificar cambios en la secuencia, alteraciones en el número de copias y otras alteraciones genéticas en 468 genes diferentes.

El equipo identificó una o más variantes germinales patogénicas o probablemente patogénicas en un 18% de los pacientes. Esta proporción se reducía a un 13% si se consideraba únicamente variantes en genes dominantes con media o alta penetrancia.

Interesantemente, un número elevado de las variantes identificadas no se correspondía con lo esperado según las características del paciente, lo que cuestiona los criterios que se utilizan en la actualidad para decidir si se realiza un análisis de variantes germinales en un paciente pediátrico. “En cerca de la mitad de los pacientes donde hemos encontrado una predisposición hereditaria, no habríamos predicho la detección de una mutación de predisposición al cáncer y no la habríamos rastreado,” señala Michael Walsh, director de investigación en genómica del cáncer pediátrico en el Centro de Genómica del Cáncer Hereditario del Memorial Sloan Kettering Cancer Center y director del estudio.

Los pacientes en los que se identificó un resultado positivo para variantes de predisposición fueron derivados al Servicio de Genética Clínica del centro, donde se investigó en detalle si habían recibido la mutación de sus progenitores o si había otros miembros de la familia portadores de la variante en cuestión.

Los resultados del trabajo aportan nueva información sobre el desarrollo del cáncer en niños: confirman la participación de algunas variantes y genes y amplían la colección de mutaciones que aumentan la predisposición al cáncer. Además, plantean cuestiones importantes sobre en qué casos realizar el cribado de mutaciones germinales.

Los investigadores defienden el análisis de mutaciones germinales de todos los pacientes pediátricos con cáncer, así como el ofrecimiento de asesoramiento genético a los familiares. Como razones para utilizar esta estrategia destacan la posibilidad de guiar el tratamiento de forma más precisa, identificar otros familiares potencialmente afectados o estimar el riesgo de tener otro hijo afectado. Además, la identificación de variantes de predisposición elevada al cáncer puede ser relevante también cuando los pacientes alcanzan la edad adulta y piensan en tener descendencia.

Referencia: Fiala, EM, et al. Prospective pan-cancer germline testing using MSK-IMPACT informs clinical translation in 751 patients with pediatric solid tumors. Nat Cancer 2, 357–365 2021. https://doi.org/10.1038/s43018-021-00172-1

Fuente: Study Demonstrates the Reasons to Screen Children with Cancer for Inherited Cancer Genes. https://www.mskcc.org/news/study-demonstrates-reasons-screen-children-cancer-inherited-cancer-genes

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres aprender más sobre Genética en Medicina, te interesan nuestros cursos y formación universitaria, así como nuestro canal audiovisual, Genotipia TV.

Crea tu cuenta de Genotipia

Regístrate ahora y accede a la primera comunidad especializada en genética médica y genómica.

Los usuarios registrados de Genotipia disfrutan de:

  • Acceso a la comunidad de profesionales y a tu perfil
  • Acceso a los foros de la comunidad: noticias del día, bolsas de empleo, etc
  • Descuentos en nuestros cursos especializados
  • Acceso prioritario a jornadas y sorteos de Genotipia
  • Suscripción quincenal a Genética Médica News
  • Suscripción anual a nuestra revista científica: Genética Médica y Genómica
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.