La clasificación molecular de los meningiomas abre un camino hacia el mejor tratamiento de los pacientes

Amparo Tolosa, Genotipia

 

Investigadores del Consorcio Internacional de Meningiomas han desarrollado una clasificación molecular de este tipo de cáncer que podría ser aplicada en la práctica clínica para estimar mejor la progresión de los pacientes y tomar decisiones terapéuticas adaptadas. Los resultados se publican en Nature.

clasificación molecular meningiomas
Los meningiomas son tumores que se desarrollan de las membranas que cubren al cerebro y a la médula espinal. La clasificación molecular establecida en un reciente estudio podrá ser utilizada en la práctica clínica para estimar la progresión de la enfermedad y tomar decisiones terapeúticas. Imagen: The Armed Forces Institute of Pathology (AFIP) – PEIR Digital Library.

En los últimos años la caracterización molecular de los diferentes tipos de cáncer ha impulsado importantes mejoras en el ámbito de la oncología. Por una parte, conocer qué genes o proteínas están alterados en los tumores, contribuye a conocer mejor las causas del proceso tumoral. Por otra, ha favorecido elaborar clasificaciones genéticas y moleculares de los tumores, abriendo nuevas posibilidades terapéuticas. Un ejemplo es el caso del cáncer de pulmón, donde la caracterización genética de los tumores ha hecho posible el desarrollo de ensayos clínicos dirigidos a alteraciones en genes concretos y a tratamientos basados en las mutaciones presentes en los pacientes.

Los resultados del Consorcio Internacional de Meningiomas abren esa posibilidad para los tumores cerebrales primarios más frecuentes en adultos. En la actualidad, las opciones terapéuticas para los meningiomas, tumores que se originan a partir de las meninges, están limitadas a la cirugía o la radioterapia y no existe tratamiento farmacológico. Además, no hay ningún biomarcador con el que predecir qué comportamiento clínico seguirá el tumor en cada paciente.

“La clasificación que hemos descubierto, proporciona, por primera vez conocimiento de la biología del espectro completo de los meningiomas”, destaca Farshad Nassiri, investigador y jefe de residentes en neurocirugía en Toronto. “Antes, nadie sabía realmente cómo se hacían agresivos estos tumores”.

A partir de la caracterización de mutaciones somáticas, del análisis de proteínas y expresión génica y estudio de los patrones de metilación en muestras tumorales de 121 pacientes, los investigadores han establecido cuatro  grupos moleculares principales para los meningiomas que predicen la progresión clínica de forma más precisa que otros estudios previos. Los cuatro grupos son: tumores inmunogénicos (MG1), benignos con NF2 normal (MG2), hipermetabólicos (MG3) y proliferativos (MG4).

“Hemos encontrado que cada grupo de meningiomas expresaba proteínas muy específicas, y que estas proteínas pueden ser evaluadas mediante técnicas convencionales que ya están disponibles en los laboratorios de neuropatología, lo que significa que esta clasificación puede ser inmediatamente utilizada en casi todos los centros de cáncer del mundo”, destaca Gelareh Zadeh, investigadora en el Centro del Cáncer Princesa Margarita de Canadá, directora médica en el Instituto Cerebral Krembil de UHN y directora del trabajo.

Además, los investigadores han identificado diversas dianas potenciales para el desarrollo de tratamientos. Por ejemplo, el equipo ha identificado que el fármaco vorinostat, ya aprobado por la FDA para el tratamiento del linfoma cutáneo de células T, actúa sobre diferentes rutas moleculares que aparecen alteradas en los meningiomas proliferativos. Los primeros ensayos con células tumorales de meningiomas realizados por los investigadores indican que únicamente las células de los meningiomas proliferativos ven disminuida su viabilidad tras ser tratados con vorinostat.

Hasta hace un par de décadas, los tumores se clasificaban exclusivamente según su origen y sus características histológicas o patológicas. En la actualidad, estudios como el presentado por el Consorcio Internacional de Meningiomas contribuyen a  realizar mejores predicciones clínicas para los pacientes y abren el camino de la medicina de precisión para la oncología. “La biología está muy asociada con la sensibilidad al tratamiento y la medicina personalizada”, destaca el Dr. Nassiri. “Esto nos proporciona la primar mirada real hacia terapias adaptadas como algo opuesto a los tratamientos generales para los pacientes”.

Referencia: Nassiri F, et al. A clinically applicable integrative molecular classification of meningiomas. Nature. 2021. DOI: https://doi.org/10.1038/s41586-021-03850-3

Fuente: Princess Margaret Cancer Centre researchers expand understanding of brain tumour biology to help unlock treatment options for patients. https://www.uhn.ca/corporate/News/Pages/Princess_Margaret_Cancer_Centre_researchers_expand_understanding_of_brain_tumour_biology_to_help_unlock_treatment_options.aspx

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres aprender más sobre Genética en Medicina, te interesan nuestros cursos y formación universitaria, así como nuestro canal audiovisual, Genotipia TV.

🧬 SEMANA DEL ARN | 75% DTO en todos nuestros cursos
Ver cursos
close-image