Investigadores del CNIO estudian la contribución individual de las dos isoformas del oncogén KRAS en el desarrollo del cáncer

Amparo Tolosa, Genotipia

 

Un estudio dirigido por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) revela que las dos isoformas del gen KRAS tienen potencial oncogénico y deben ser tenidas en cuenta en cualquier posible abordaje terapéutico frente a los tumores causados por mutaciones en este gen.

gen KRAS
Carcinoma de pulmón inducido por KRAS4A. Imagen: CNIO.

El oncogén KRAS destaca por su papel en una quinta parte de los tumores humanos. La versión normal de KRAS codifica para una proteína que actúa como interruptor molecular y regula diversas rutas moleculares relacionadas con el crecimiento y la muerte celular. Sin embargo, ciertas mutaciones en el gen contribuyen a que las células pierdan el control de estos procesos y proporcionan una vía para el desarrollo tumoral.

KRAS codifica para dos isoformas proteicas, KRAS4A y KRAS4B, que difieren en cuatro aminoácidos de su región catalítica, así como en una región del extremo C terminal. Mutaciones en ambas isoformas pueden desencadenar cáncer, por lo que su identificación en pacientes es importante desde el punto diagnóstico, así como una diana de interés en el desarrollo de terapias.

El trabajo del Grupo de Oncología Experimental del CNIO ha abordado una cuestión pendiente respecto a KRAS4A y KRAS4B: la contribución individual de cada isoforma al cáncer. Para ello, los investigadores han desarrollado dos modelos de ratón que carecen de expresión de KRAS4B, pero sí expresan la isoforma KRAS4A normal o una versión de KRAS4A oncogénica.

A través de estos modelos el equipo ha encontrado que la isoforma KRAS4B es necesaria para el correcto desarrollo embrionario y que la expresión de la forma oncogénica de KRAS4A es suficiente para inducir un cáncer de pulmón. Además, KRAS4A también puede inducir metástasis en un 20% de los casos.

Los resultados del trabajo tienen importantes aplicaciones en el desarrollo de aproximaciones terapéuticas. Hasta el momento, la isoforma KRAS4B, como forma predominante en algunos tejidos, había concentrado la mayor parte de los estudios y era hacia la que se diría el desarrollo de tratamientos. No obstante, el estudio del CNIO indica que las aproximaciones terapéuticas dirigidas a hacer frente a KRAS4B podrían no ser suficientes y cualquier potencial intervención debería actuar también frente a KRAS4A.

Referencia: Salmón M, et al. KRAS4A induces metastatic lung adenocarcinomas in vivo in the absence of the KRAS4B isoform. PNAS. 2021. DOI: https://doi.org/10.1073/pnas.2023112118

Fuente: PNAS. Investigadores del CNIO aclaran el papel de las isoformas de KRAS, el oncogén más frecuente en humanos. https://www.cnio.es/noticias/investigadores-del-cnio-aclaran-el-papel-de-las-isoformas-de-kras-el-oncogen-mas-frecuente-en-humanos/

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres aprender más sobre Genética en Medicina, te interesan nuestros cursos y formación universitaria, así como nuestro canal audiovisual, Genotipia TV.