La preferencia hacia bebidas amargas o dulces no reside en genes relacionados con la percepción del gusto

Amparo Tolosa, Genotipia

¿Por qué algunas personas prefieren bebidas amargas como el café o la cerveza, y otras prefieren bebidas dulces como el zumo de manzana? Un estudio genómico reciente plantea que la afición por el café o la cerveza no depende de genes relacionados con el gusto, sino que está más relacionada con los componentes psicoactivos de estas bebidas.

 

genetica preferencia bebidas
El consumo de algunas bebidas está relacionado positiva o negativamente con el desarrollo de algunas enfermedades. Imagen: Pixabay.

 

¿Por qué es importante estudiar las causas de la preferencia de unas bebidas sobre otras? Para poder diseñar mejores políticas de salud y prevención de enfermedades. El consumo de ciertas bebidas está relacionado con el desarrollo de enfermedades. Por ejemplo, diferentes estudios apoyan que las personas que consumen habitualmente café o té tienen un menor riesgo a tener una enfermedad cardiovascular o diabetes de tipo 2. Por otra parte, el consumo elevado de alcohol está relacionado con múltiples enfermedades y la ingesta de bebidas azucaradas es un factor de riesgo para las enfermedades metabólicas y, más específicamente, para la obesidad. Dada esta relación entre algunas bebidas y el riesgo a desarrollar enfermedades, conocer qué factores (ambientales o genéticos) influyen en el consumo de cada tipo de bebida puede ser relevante a la hora de plantear cambios de estilo de vida saludables o políticas preventivas para algunas de las enfermedades asociadas.

Si hay una cualidad o característica que compartan las bebidas de consumo habitual (con excepción del agua) es su carácter de ser predominantemente dulces o amargas. Dado que hay genes que intervienen en el sentido del gusto y en cómo perciben las personas el sabor de las bebidas alimentos, una posibilidad es sean esos genes los que influyan en las preferencias de cada persona.

El estudio plantea que la preferencia por bebidas como el café no está relacionada con la percepción del sabor sino en otras características. Imagen cortesía de Veronica La Padula.

Para determinar si esto es así, los investigadores realizaron un estudio genómico en el que analizaron la variabilidad genética de cerca de 370 000 personas de origen europeo. Los investigadores contrastaron la información genética obtenida con los datos aportados por los participantes sobre su consumo y preferencia de bebidas. Entre las bebidas dulces, se consideraron bebidas con azúcares añadidos y zumos (excluyendo el de pomelo), mientras que las bebidas amargas consideradas incluían café, té, vino tinto y cerveza, entre otras.

El análisis de las variantes genéticas en relación a la preferencia de las bebidas dulces o amargas no identificó ninguna variante genética relacionada con la percepción del sabor. Los investigadores solo pudieron replicar como relacionados con la preferencia de bebidas dulces o amargas, 12 genes reconocidos en otros estudios de asociación como implicados en el consumo de alcohol, el consumo de café, metabolitos de la cafeína en plasma y el índice de masa corporal.

“La genética subyacente a nuestras preferencias está relacionada con los componentes psicoactivos de estas bebidas”, ha manifestado Marilyn Cornelis, profesora de medicina preventiva en la Universidad Northwestern, donde se ha realizado el estudio. ”A la gente le gusta cómo el café y el alcohol les hacen sentir. Por eso lo beben.  No es el gusto.”

Los resultados del estudio plantean que las variantes genéticas que influyen en si una persona prefiere bebidas dulces o amargas son variantes relacionadas con el consumo de alcohol, de café o la obesidad. Sin embargo, los autores reconocen que los efectos genéticos detectados en el estudio tienen un peso muy pequeño en la preferencia de unas bebidas frente a otras y plantean que otros factores ambientales, que tienen una influencia muy fuerte en esta característica, bien demográficos, sociales, ocupacionales o culturales, pueden haber enmascarado algunos de los efectos genéticos.

Los autores también destacan que dado que los resultados se han obtenido en población de origen europeo, toda generalización a otras poblaciones debe ser realizada con prudencia.

Referencia: Zhong  VW, et al. A genome-wide association study of bitter and sweet beverage consumption. Human Molecular Genetics, 2019; DOI: http://dx.doi.org/10.1093/hmg/ddz061

Fuente: Why you love coffee and beer. https://news.northwestern.edu/stories/2019/05/why-you-love-coffee-and-beer/

 

Crea tu cuenta de Genotipia

Regístrate ahora y accede a la primera comunidad especializada en genética médica y genómica. Los usuarios registrados de Genotipia disfrutan de:
  • Acceso a la comunidad de profesionales y a tu perfil
  • Acceso a los foros de la comunidad: noticias del día, bolsas de empleo, etc
  • Descuentos en nuestros cursos especializados
  • Acceso prioritario a jornadas y sorteos de Genotipia
  • Suscripción quincenal a Genética Médica News
  • Suscripción anual a nuestra revista científica: Genética Médica y Genómica
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.