Un perfil de expresión de 50 genes en sangre para identificar qué pacientes de COVID-19 evolucionarán peor

Amparo Tolosa, Genotipia

 

Investigadores de la Universidad del Sur de Florida han identificado un perfil de expresión génica en sangre que predice qué pacientes con COVID-19 tienen un mayor riesgo a morir por la enfermedad antes de que el paciente esté grave.

perfil de expresión COVID
Particulas de coronavirus SARS-CoV-2. Imagen: NIAID, NIH.

En investigaciones previas, el equipo había obtenido y validado un perfil de expresión génica que permitía predecir qué pacientes con fibrosis pulmonar idiopática tenían mayor probabilidad de evolucionar a estados más graves o letales de la enfermedad.

La fibrosis pulmonar idiopática es una enfermedad crónica caracterizada por la cicatrización progresiva del pulmón, que influye negativamente en su función. En su desarrollo pueden participar diferentes factores como la existencia de una inflamación crónica o la presencia de factores genéticos de predisposición. Además, la fibrosis pulmonar idiopática es una posible secuela del síndrome de estrés agudo respiratorio.

Cerca de un 40% de los pacientes con COVID-19, desarrollan también síndrome de estrés agudo respiratorio, que suele ser grave en uno de cada cinco casos. En este contexto, los investigadores se plantearon si la firma de expresión génica que habían validado para predecir la peor progresión clínica en pacientes con fibrosis pulmonar idiopática podría ser utilizada también en pacientes con COVID-19.

A través del análisis de expresión en sangre en más de 100 pacientes, procedentes de diferentes cohortes, los investigadores han encontrado que el perfil de 50 genes permite discriminar los pacientes con COVID-19  graves, de aquellos en los que la progresión fue más suave. Concretamente, la firma de expresión está asociada a un mayor riesgo a ser ingresado en cuidados intensivos, requerir ventilación mecánica o morir en hospital.

El equipo también ha analizado qué células contribuyen a las diferencias de expresión y estima que células inmunitarias específicas como los monocitos, los neutrófilos y las células dendríticas son la principal fuente de los cambios de actividad génica que se observan en los pacientes más graves. En el caso de los pacientes con mejor progresión de la enfermedad, prevalecen linfocitos B y T, y otros tipos de células. Estos datos, señalan los investigadores, son consistentes con estudios recientes que apuntan a que la infección grave de COVID-19 induce un programa inflamatorio caracterizado por la supresión del sistema inmunitario innato en la periferia, diferente del que se observa en los casos menos graves.

Los investigadores reconocen que el estudio tiene limitaciones, debidas en parte al hecho de que COVID-19 y la fibrosis pulmonar son entidades diferentes, aunque los resultados indiquen que comparten mecanismos. También señalan que el análisis está enfocado en cambios de expresión en sangre periférica y que no han abordado en detalle los mecanismos que producen la respuesta inmunitaria característica de las formas graves de COVID19. Otra cuestión pendiente será evaluar el papel de cada gen de la lista respecto a COVID19.

Si los resultados se replican y confirman en otros grupos de pacientes, podrían tener aplicaciones de interés en la práctica clínica. Por una parte, la firma de expresión génica podría utilizarse a modo de prueba para estimar el riesgo de los pacientes a necesitar una monitorización especial. Por otra, los investigadores confían en que pueda permitir impulsar tratamientos personalizados a la situación de cada paciente, al identificar a los pacientes que tengan mayor probabilidad a responder a ciertas terapias.

“Nuestro estudio identificó a nivel molecular un perfil genético de riesgo que predice los peores resultados de COVID-19 antes de que el paciente esté gravemente enfermo”, ha señalado José Herazo-Maya, investigador principal del estudio y profesor en  la Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de Florida. “Esto significa que cualquier paciente con COVID-19 podría potencialmente hacerse un análisis de sangre que podría decirnos si está en riesgo alto o bajo de morir. Y si sabemos por adelantado quien acabará probablemente en la UCI y quién se recuperará probablemente en casa con apropiada monitorización, podemos perfilar nuestras intervenciones a los pacientes individuales basándonos en su nivel de riesgo.

Referencia: Juan Guardela BM, et al. 50-gene risk profiles in peripheral blood predict COVID-19 outcomes: A retrospective, multicenter cohort study. EBioMedicine. 2021 Jun 19;69:103439. doi: 10.1016/j.ebiom.2021.103439.

Fuente: Gene profile in blood predicts risk of poor outcomes, death for patients with COVID-19. https://hscweb3.hsc.usf.edu/blog/2021/06/20/gene-profile-in-blood-predicts-risk-of-poor-outcomes-death-for-patients-with-covid-19/

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres aprender más sobre Genética en Medicina, te interesan nuestros cursos y formación universitaria, así como nuestro canal audiovisual, Genotipia TV.

Esta entrada fue publicada en y etiquetada .
🧬 SEMANA DEL ARN | 75% DTO en todos nuestros cursos
Ver cursos
close-image