WINTER SALES | Descuentos en toda la Formación

Un total de 13 centros o universidades ya han sido validados para la realización de pruebas de PCR para el diagnóstico de COVID-19

DNA, ADN, fondo

Genotipia

 

pruebas COVID-19, DNA, ADN, fondo
El Instituto de Salud Carlos III, en coordinación con el Ministerio de Ciencia e Innovación ha validado ya 13 laboratorios para realizar pruebas de PCR diagnósticas de COVID-19. Imagen: Rosario García, Genotipia.

Con el objetivo de mejorar la capacidad diagnóstica de la enfermedad COVID-19 en España, el Instituto de Salud Carlos III, en coordinación con el Ministerio de Ciencia e Innovación está validando centros de investigación y universidades para realizar pruebas de PCR diagnósticas.

Hasta el momento se han validado 13 laboratorios, adscritos a  siete universidades y seis centros de investigación, militares y veterinarios, que ya están colaborando para realizar más de 2.000 PCR al día. Además, existen varios más que están en fases avanzadas del proceso de evaluación y podrían recibir la capacitación en los próximos días.

Los laboratorios validados son los siguientes: Universidad de Alcalá de Henares, Centro de Investigación en Sanidad Animal (CISA), Universidad Complutense de Madrid, Centro Militar Veterinario de Madrid, Universidad de León, Laboratorio Regional de Sanidad Animal de León, Centro Biolab-Arcelormittal de I+D de Asturias, Universidad de La Laguna, Universidad de Valladolid, Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (FISABIO), Universidad de Castilla-La Mancha, el Laboratorio de Identificación Rápida (LABIR) de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Universidad del País Vasco.

Estos laboratorios apoyan a los hospitales de sus comunidades respectivas y prestan apoyo a Universidades, centros de referencia, residencias y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, según ha informado el Ministerio de Ciencia e Innovación.

Proceso de validación

Las comunidades autónomas gestionan las solicitudes para prestar apoyo, en coordinación con el Gobierno central y según las necesidades detectadas por los servicios sanitarios, mientras que el ISCIII es el encargado de evaluar las capacidades y recursos propios de los centros proponentes.

El proceso se lleva a cabo de la siguiente manera: la petición de colaboración se realiza por parte de los propios centros, en coordinación con sus comunidades autónomas y el Gobierno central, que envían su solicitud de capacitación al ISCIII tras informar y solicitar conformidad a las autoridades sanitarias de la comunidad. Una vez recibida toda la información, el ISCIII analiza los procedimientos de bioseguridad, inactivación, extracción y PCR y da el visto bueno si se ajustan a los procedimientos de diagnóstico para COVID-19. Finalmente, son las propias comunidades autónomas quienes activan a los centros capacitados y les proporcionan las muestras que necesitan ser analizadas, siempre en coordinación con el Gobierno.

Se han identificado más de 50 centros, algunos pertenecientes a cerca de 30 universidades, que podrían reunir los requisitos mínimos para llevar a cabo estos análisis microbiológicos, pero aún es necesario confirmar cuestiones relacionadas con la disponibilidad de material y elementos de bioseguridad. Además de los 13 centros ya validados en estos momentos hay varios más en fases avanzadas del proceso.

Requisitos

La selección y aprobación de laboratorios se guía siempre según las necesidades localizadas y cumpliendo siempre con criterios de seguridad y capacidad, y se informa a las autoridades autonómicas en todo momento. Pese a la gran predisposición de toda la comunidad científica por colaborar y al interés de muchos centros de investigación por sumar apoyos, no todos reúnen las condiciones necesarias para llevar a cabo esta labor.

Los requisitos necesarios para recibir la validación son los siguientes:

  • Disponer de personal formado en técnicas de biología molecular.
  • Tener capacidad para trabajar con muestras infecciosas de nivel 2, cabina de bioseguridad y equipos adecuados.
  • Disponer de capacidad para producir reactivos de inactivación.
  • Manejar técnicas de extracción por medios propios que no resten capacidades a los centros hospitalarios.
  • Poder realizar PCR por medios propios o mediante kits comerciales.
  • Tener personal capacitado para validar informes de análisis clínicos.

Además de su uso en la actualidad y en el corto plazo para cubrir necesidades diagnósticas, se espera que el apoyo de los centros solicitantes y validados sea importante a medio plazo, cuando el periodo de confinamiento se relaje de forma progresiva y sea preciso apoyar la red de centros sanitarios del Sistema Nacional de Salud en estudios de diagnóstico precoz entre la población española.

Más allá de este proceso, hay otra manera de colaborar en el diagnóstico del SARS-CoV-2 por PCR: ceder de forma temporal equipamiento para su instalación en laboratorios de microbiología de los hospitales, una opción que ya se ha llevado a cabo con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que ha cedido tres máquinas diagnósticas a los laboratorios de microbiología de los hospitales madrileños La Paz y Gregorio Marañón.

Fuente: Ministerio de Ciencia e Innovación

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres aprender más sobre Genética en Medicina, te interesan nuestros cursos y formación universitaria.

 

Abrir chat