Los niveles de ciertas proteínas en plasma predicen el alzhéimer hasta 10 años antes de su aparición

Amparo Tolosa, Genotipia

 

La identificación de biomarcadores en sangre relacionados con el alzhéimer  abre una puerta a poder predecir con años de antelación el desarrollo de la enfermedad. 

biomarcadores alzhéimer
La identificación de biomarcadores relacionados con el alzhéimer y otras demencias podría facilitar el diagnóstico temprano de estas enfermedades. Imagen: Getty Images, vía Canva.

La enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia, afecta a millones de personas en todo el mundo. Se estima que en 2050 el número de afectados llegará a los 150 millones de afectados lo que plantea un desafío significativo para los sistemas de salud a nivel global.

El diagnóstico de Alzheimer suele iniciarse tras la observación de los síntomas cognitivos característicos y la exclusión de otras enfermedades, lo que solo ocurre después de que la enfermedad haya comenzado a afectar la calidad de vida de los pacientes. Existe por lo tanto, un gran interés en desarrollar alternativas que permitan diagnosticar o estimar el riesgo de una persona a tener alzheimer u otras demencias de forma más temprana, antes de que se manifiesten los síntomas. En este escenario, uno de los principales focos de investigación es la identificación de biomarcadores a través de pruebas de sangre simples y no invasivas.

Un reciente estudio de la Universidad de Warwick y la Universidad Fudan aborda esta cuestión con resultados prometedores para predecir la demencia de forma temprana y abrir una posibilidad a iniciar acciones terapéuticas para frenar la enfermedad. Por ejemplo, los investigadores indican que los cambios observados en la proteína GFAP en plasma se inician hasta 10 años antes del diagnóstico habitual.

Biomarcadores proteicos en plasma para predecir el riesgo de alzhéimer y otras demencias

Los investigadores utilizaron los datos proteómicos del plasma de 52645 participantes del Biobanco del Reino Unido para identificar marcadores proteicos relacionados con la demencia.

En el momento de la toma de la muestra, entre 2006 y 2010, ninguno de los participantes había sido diagnosticado con demencia. No obstante, con una media de 14 años después, 1417 de los participantes desarrollaron algún tipo de demencia. Esto permitió a los investigadores comparar los niveles de proteínas entre personas que desarrollaron demencia y personas que no y establecer una línea temporal de progresión de cambios proteicos antes de la manifestación de la enfermedad.

A partir de varios algoritmos bioinformáticos y estrategias de inteligencia artificial que permiten el entrenamiento y aprendizaje a partir de datos, los investigadores identificaron diversas proteínas cuyos niveles estaban relacionados con el desarrollo futuro de una demencia. Entre ellas, destacan cuatro principales: GFAP (proteína específica de las células de la glía), NEFL (cadena ligera del neurofilamento, implicada en el mantenimiento del citoesqueleto de las células nerviosas), GDF15 (factor de crecimiento implicado en múltiples procesos)  y LTBP2 (proteína de la matriz extracelular relacionada con TGF-beta y el desarrollo de microfibrillas extracelulares). Estos biomarcadores, particularmente GFAP, mostraron un cambio significativo en sus niveles hasta diez años antes del diagnóstico clínico de demencia.

La capacidad predictiva de estas proteínas de forma individual es modesta. Sin embargo, al combinarse con datos demográficos y clínicos básicos como la edad, sexo o genotipo para APOE, permiten predecir la demencia con un grado de confianza elevado en un plazo de más de 10 años antes de la enfermedad.

Potencial para la detección temprana de la demencia

Los resultados del trabajo resaltan el potencial de ciertas proteínas del plasma como biomarcadores y plantean la viabilidad de las pruebas de sangre como herramientas de detección temprana del alzhéimer y otras demencias. Esta posibilidad ofrece un método no invasivo y de fácil acceso que podría ayudar a identificar a aquellas personas con mayor riesgo de demencia.

Jianfeng Feng, investigador del Departamento de Ciencias Informáticas de la Universidad de Warwick ha destacado la combinación de inteligencia artificial y análisis de proteínas como una herramienta de utilidad para la medicina de precisión y la utilidad para realizar cribados “Este modelo podría integrarse perfectamente en el Sistema Nacional de Salud y ser utilizado como herramienta de detección por los médicos de cabecera”, ha destacado Feng.

Sin embargo, los investigadores resaltan una limitación importante en el estudio: los resultados no han sido replicados en otras poblaciones. “En consecuencia, sigue pendiente la cuestión de si nuestras conclusiones pueden extrapolarse a poblaciones más amplias”, señalan en un resumen paralelo al artículo principal. En este escenario las investigaciones futuras irán dirigidas a validar los resultados en otras muestras y a profundizar en los mecanismos biológicos que conectan los biomarcadores sanguíneos y la demencia.

Artículo científico: Guo, Y., You, J., Zhang, Y. et al. Plasma proteomic profiles predict future dementia in healthy adults. Nat Aging (2024). https://doi.org/10.1038/s43587-023-00565-0

Fuentes: Protein biomarkers predict dementia 15 years before diagnosis – according to new study. https://warwick.ac.uk/fac/sci/dcs/news/

Blood proteins makers predict 15 year risk of dementia. Nature Aging. 2024. DOI: https://doi.org/10.1038/s43587-023-00566-z

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres aprender más sobre Genética en Medicina, te interesan nuestros cursos y formación universitaria, como el “Experto Universitario en Neurogenética”  así como nuestro canal audiovisual, Genotipia TV.

Abrir chat