ONCOLOGÍA DE PRECISIÓN

Últimos días de matrícula | Hasta el 3 de octubre

Una terapia con linfocitos modificados genéticamente muestra resultados preliminares prometedores para el lupus más difícil de tratar

Lupus: nueva terapia muestra resultados prometedores

Amparo Tolosa, Genotipia

 

La utilización de linfocitos T modificados genéticamente ofrece resultados preliminares prometedores para el lupus eritematoso sistémico más difícil de tratar, según indica un reciente estudio realizado en diferentes instituciones alemanas y publicado en Nature Medicine.

El lupus eritematoso sistémico es una de las enfermedades autoinmunes más conocidas y estudiadas. A nivel patológico se caracteriza por la producción de anticuerpos frente al ADN u otros componentes del propio individuo y la consecuente activación del sistema inmunitario frente a diferentes órganos y tejidos.

En los últimos años se han producido avances importantes en el desarrollo de tratamientos para el lupus. No obstante, todavía existen importantes limitaciones. Por una parte, algunos pacientes no responden a las terapias disponibles, con el consiguiente impacto en su salud. Por otra parte, los tratamientos utilizados en la actualidad suelen ser a muy largo plazo y no existe ninguna cura definitiva para la enfermedad.

Una estrategia terapéutica de interés en el desarrollo de tratamientos para el lupus es  bloquear la acción de los linfocitos B autorreactivos, cuya acción frente a moléculas propias se inicia antes de la aparición de los síntomas. Las aproximaciones con anticuerpos han mostrado algunos resultados prometedores para esta estrategia, sin embargo, no eliminan completamente estos linfocitos B, ni son suficientes para reiniciar el sistema inmunitario y evitar su ataque al organismo, lo que sería el objetivo deseable.

Otra opción es reprogramar linfocitos T de los pacientes para reconocer los linfocitos B y activar la respuesta inmunitaria frente a ellos. Las terapias CAR-T, como se conoce a los tratamientos basados en reprogramar linfocitos T, están mostrando resultados muy positivos en el tratamiento de algunas leucemias y los primeros ensayos preclínicos para el lupus, realizados en modelos animales, así como en un único paciente, apuntan a que podrían tener utilidad clínica para los pacientes.

En esta dirección, un reciente estudio publicado en Nature Medicine ha evaluado una terapia CAR-T para el lupus sistémico resistente a tratamiento en pacientes. Los resultados son positivos: los pacientes mostraron mejoras significativas en los síntomas, así como desaparición de autoanticuerpos, hasta 17 meses después del tratamiento. A falta de conocer si la remisión es duradera, y si los pacientes continúan sin necesitar tratamiento, la terapia CAR-T se presenta como una opción terapéutica muy prometedora para el lupus eritematoso sistémico.

lupus terapia
La terapia CAR-T frente al lupus consiste en reprogramar linfocitos T de los pacientes para que reconozcan y eliminen los linfocitos B, responsables de la producción de anticuerpos autorreactivos. Imagen: Linfocitos T (derivada de Blausen.com staff (2014). «Medical gallery of Blausen Medical 2014». WikiJournal of Medicine 1 (2). DOI:10.15347/wjm/2014.010. ISSN 2002-4436. – Own work, CC BY 3.0).

Resultados prometedores para el tratamiento del lupus

La terapia CAR-T frente al lupus consiste en obtener linfocitos T de los pacientes y modificarlos para que reconozcan y eliminen los linfocitos B. Los investigadores trataron cinco pacientes (cuatro mujeres y un hombre) con lupus eritematoso sistémico que no respondían a los tratamientos habituales y detectaron en todos ellos una mejora en los síntomas y remisión de la enfermedad.

El equipo observó una reducción de la autoinmunidad en todos los pacientes, donde se detectó una desaparición de anticuerpos autorreactivos responsables de la enfermedad, así como de linfocitos B, productores de estos anticuerpos. Tras una monitorización de entre tres y 17 meses, la remisión fue tan significativa que no hubo necesidad de recurrir a tratamientos convencionales para el lupus.

Además, una vez los pacientes reconstituyeron sus linfocitos B, éstos no mostraron signos de actuar frente al propio organismo, lo que implica que la terapia podría haber reiniciado, en cierta forma, el sistema inmunitario.

Respecto a los efectos secundarios, los pacientes experimentaron los propios de este tipo de terapias, en ningún caso de gravedad.

A partir de los resultados obtenidos, los investigadores concluyen que la terapia con linfocitos modificados “no solo disminuye de forma efectiva los linfocitos de los pacientes con lupus eritematoso sistémico, sino que lleva a la remisión libre de fármacos de esta enfermedad autoinmune”.

Perspectivas para otras enfermedades autoinmunitarias

Los resultados del trabajo todavía son preliminares y deberán ser evaluados a más largo plazo y en otros pacientes. En cualquier caso, ofrecen interesantes oportunidades para el desarrollo de tratamientos para otras enfermedades autoinmunes.

En primer lugar, como señalan los investigadores, el estudio indica (a falta de más ensayos que lo confirmen) que la terapia CAR-T es factible y segura para los pacientes con enfermedades autoinmunes, lo que hasta el momento no se sabía. Algunos de los tratamientos dirigidos a estas enfermedades modulan la acción de linfocitos T por lo que cabía la posibilidad de que la actividad de los linfocitos modificados se viera afectada. El estudio indica que esto no es así y  que los linfocitos modificados ejercen su función contra la enfermedad sin activar una respuesta inmunitaria descontrolada.

Además, la terapia CAR-T muestra una rápida acción contra la autoinmunidad y los datos del ensayo con pacientes con lupus indican que su efecto podría mantenerse a largo plazo.

Artículo científico: Mackensen A, et al. Anti-CD19 CAR T cell therapy for refractory systemic lupus erythematosus. Nat Med. 2022. DOI: https://doi.org/10.1038/s41591-022-02017-5

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres aprender más sobre Genética en Medicina, te interesan nuestros cursos,como el de «Introducción a la Terapia Génica y Edición del Genoma» y formación universitaria, así como nuestro canal audiovisual, Genotipia TV.

Abrir chat